¿LA MASONERÍA ES PARA POLÍTICOS O POLÍTICA?

La masonería se ha dado a conocer en lo general dentro de la sociedad, principalmente por un solo eje de acción social; el político.

            El origen moderno de la sociedad del nuevo mundo tiene por fundadores, organizadores y reformadores a miembros de la masonería, George Washintong para Estados Unidos, Simón Bolivar para Sudamérica, Benito Juárez para México, Churchill para Inglaterra, etcétera. Fue tan grande su influencia dentro del mundo o su contexto, que la historia habla de ellos en infinidad de medios. En la educación básica se transmite parte de su legado, conforme el estudiante crece, puede darse el caso de saber que estos personajes pertenecieron a la masonería, incrementando con ello su mitificación.

            Pero la política no es el único eje de acción que tiene la masonería para ejercer su poder, sin embargo si ha sido su fase más pública. La masonería inglesa fundó la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia. Uno de los miembros más famosos del último año fue el fallecido Stephen Hawking. Esta rama masónica ha contribuido enormemente al desarrollo de la sociedad.

            Julio Verne, masón francés, revivió una sociedad de tendencia intelectual literario de nombre La Sociedad de la Niebla, cuya forma de desenvolvimiento fue basada en la francmasonería de su tiempo.

            Los aspectos más místicos de la masonería tienen su antecedente más moderno, que no el único ni el más importante, en Leonardo Da Vinci. Bajo este tenor en la parte más comercial se encuentra Serge Raynaud de la Ferriére, creador de la Gran Fraternidad Universal.

            La forma ritualística de la masonería es muy sensual debido a lo que la gente sabe de dientes para afuera, sobre lo que escucha o lee superficialmente de ella. Si los presidentes de la república fueran yogis la masa preferiría a los yogis que a los masones; si los revolucionarios hubiesen pertenecido al budismo ¿a divinas la masa a donde se dirigiría?

            Es por ello que los estereotipos de la masonería deben desaparecer. Si, la mayoría de los revolucionarios han sido masones, pero ello responde a un porque demasiado extenso para ser abordado en este espacio, aunque debes considerar que en el budismo ha habido gente tan revolucionaria como Juárez, aunque mucho más honesto y grande; que la escuela de yoga tuvo a su Mandela; que los vedas hablan de distintos Alejandro Magno, entre otros.

            Antes de pretender ingresar a la masonería elimina los estereotipos y moldes que tienes de ella, y si durante las entrevistas el entrevistador te quiere sembrar la idea de una masonería llena de amor y libre de asperezas, te está mintiendo.

            La masonería no es política, no es intelectualidad ni metafísica. La masonería te muestra una forma de vida que involucra todo lo demás y mucho más, es una enseñanza integral para que conozcas sobre el Sí Mismo. ¿Te conocerás en totalidad si solo se te educa en política, metafísica o economía? Por supuesto que no.

He dicho lo suficiente.

Descubre tu propio camino.

MANAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.