¿EXISTE EL INFIERNO?

               Bajo un contexto histórico, hay que ir a las fuentes de todas las interpretaciones y concepciones que se tienen sobre este tipo de temas, las antiguas escrituras védicas, como otros tantos temas más. El infierno en su concepción contemporánea surge a partir de la interpretación de su lectura, ya que la religión occidental imperante tomó de ellas, a modo de eclecticismo, su doctrina sobre el tema. ENTONCES; El infierno no existe.

               Del latin infernum, por debajo o lugar inferior, simboliza los vicios o la bajas pasiones que controlan al ser. Ni Jesús ni la biblia hablan al respecto. La idea se reforzó en el siglo XIV cuando un iniciado de nombre Dante Alighieri hizo una descripción poética de este lugar, basado en la doctrina que pretendía controlar el pensamiento de los fieles creyentes, aunque al mismo tiempo hizo una burla de la forma de operar la enseñanza de cristo, que la iglesia comprendió muuuuuucho tiempo después, sino lo hubieran matado desde el principio. Pero su dialéctica y retórica lo evitaron así.

               La divina comedia se quedó cimentada en la mente del vulgo y nos fue transmitida literalmente así por todos estos siglos, e incapaces de indagar el vulgo se la creyó toda. Reforzando el control y la comercialización que del producto se hizo y se sigue haciendo. Los perdones eternos se vendían al mejor postor.

               Este tema resulta incómodo para algunos, ya que pensar en un dios todo amor capaz de crear el lugar dantesco resulta imposible, más todas las series de preguntas, argumentadas, razonadas y viables que surgen a partir del análisis de todo esto.

               Las biblias católicas y cristianas contemporáneas son traducciones del griego antiguo. Infierno es traducido del griego gehenna, que en realidad es el valle a fuera de Jerusalén, algo así como el lugar donde se iba a echar los desperdicios de una ciudad o un pueblo. En la época de Jesús en el gehenna se quemaban los cuerpos de animales o personas desconocidas, de ahí el fuego eterno del infierno.

               Como podrás comprobar hay que meterse a estudiar la antropología y la historia desde diversos puntos de vista para poder argumentar fuera del margen de la fe ciega, o de la creencia sin fundamentos. La veracidad de este tema se debe abordar mediante planteamientos dialécticos e históricos de carácter argumentativo y filosófico.

Como siempre no olvides comentar tu opinión.

DESCUBRE TU CAMINO

Manas

Un comentario en “¿EXISTE EL INFIERNO?

  1. Oh mi novela favorita, Con gran maestría envolvió una dura crítica al sistema teológico- político de la era, dentro de una alegoría tal que confrontara a la humanidad con su mayor obscuridad y de ahí renacer en la luz de la gracia, de todo lo bueno de lo que es capaz…impulsado por el amor maduro, consciente pues como pone en boca de Virgilio Males mores et males amores (malas acciones se deben a un amor mal encausado)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.