RELIGIÓN Y MASONERÍA Parte 4/4 Conclusión

               La función de las organizaciones iniciáticas es evitar que el hombre o mujer sigan siendo sujetos sujetados. La gente debe comprender que existen diversas falacias respecto al tema de la masonería, producto de invenciones de la autoridad religiosa y gobernante que, jugando a la política para mantener su poder, evita que la gente piense por si misma, transmitiendo miedo al pueblo para evitar que se haga del hábito de la investigación. En el Gran Oriente Origen 7 jamás fomentaremos el odio entre los iniciados y los practicantes de alguna religión.

               En primera instancia optamos porque los católicos, cristianos, testigos de Jehová, budistas, taoístas, etcétera, se inicien para que de esta forma comprendan mejor su religión y fe, si es que no han tenido sacerdotes, pastores, gurús o como sea que se haga llamar la gente que se supone debe estar a su cargo para guiarlos en el camino espiritual.

               Es tan bello, realmente indescriptible charlar entre personas de diferentes creencias, pero practicantes de la alta enseñanza, a las que no hay que convencer de si estas, o el, o ella, o ellos practicando la verdadera Fe. Esas charlas, que se dan al rededor del mundo en diferentes épocas del año, son únicamente para los cristianos, católicos, budistas, metafísicos, mormones, budistas, yogis, sufistas y demás, que han comprendido en su corazón y mente la esencia de la Fe y de la creencia, que debe responder no a una imposición cultural, sino a una vibración individual.

               El Gran Oriente Origen lamenta y pide disculpas a toda la gente que se ha sentido ofendida por los hermanos y hermanas iniciados en masonería, pero que de forma despectiva se refieren a los practicantes de fe distinta a la de ellos, tratándolos de borregos, ignorantes y hasta retrógradas. Pero ellos no nos representan. Así hay gente en todas las organizaciones del mundo.

               El iniciado pugna por el equilibrio del saber científico y espiritual. Para el iniciado no se trata solamente de tener fe y ya, él o ella profundiza como pocos en este asunto, sin embargo, sabe que en determinado momento de su aprendizaje la fe tiene más peso que la comprobación material. Porque hay cosas que se sienten y ocurren, y de manera inexplicable son reales, aunque no tenga los mecanismos para comprobarlos ni las palabras adecuadas para explicarlo.

               Para los iniciados en masonería la simbología es un tema sagrado, nunca un miembro del Gran Oriente Origen 7 se referirá de forma despectiva ante la cruz, el Om o la Swástica. Nunca un miembro de esta organización verá fuera de sí la enseñanza que los grandes iniciados como Jesús, Buda, Miralepa, San Pablo o Paramahansa han transmitido al mundo. Nunca un integrante de este Gran Oriente masónico considerará a la religión innecesaria. Ya que así como el colibrí busca la flor, el oso la cueva, el pez el mar o el águila su nido, así mismo sabe que el SER, de acuerdo a su vibración, sentará cabeza en el cristianismo, la metafísica, la cábala, el budismo, el taoísmo, el sufismo o la masonería. Porque tan útil es la biodiversidad como el pensamiento espiritual del hombre.

¿Por qué la gente piensa que está en la religión correcta?

 

Encuéntrate.

MANAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.