ESCUELAS DE MISTERIOS (cuarta parte Las escuelas de misterio como origen de las religiones y su capital económico.)

Es necesario saber que el origen de muchas religiones fue la de una verdadera Escuela de Misterio, sin embargo, se fue perdiendo la esencia iniciática por el acaparamiento de miembros y por el poder que la organización otorga a sus dirigentes. Tal es el caso de la religión cristiana y del confucionismo, por ejemplo. Una cosa es una Escuela de Misterios y otra muy distinta una religión. Por sus características tan parecidas es difícil encontrar la diferencia.

 

RELIGIÓN Y ESCUELAS DE MISTERIOS:

  • Ambas tienen doctrina
  • Ambas tienen la función de vincular al ser humano con la esencia divina.
  • Ambas tienen un fundador o bien la leyenda de un fundador que sirve como meta espiritual.
  • Ambas realizan ceremonias y rituales.
  • Ambas requieren pasar por un proceso llamado iniciático para pertenecer a ellas.
  • Ambas tienen grados de jerarquías.
  • Ambas se mantienen de limosnas, donaciones amorosas o contribuciones voluntarias.
  • Ambas realizan sus ceremonias en un lugar consagrado para dicho efecto.

 

El conocimiento iniciático en infinidad de veces ha sido el flotador de las organizaciones religiosas. Cuando una religión va perdiendo terreno (feligreses) es común que adopten comportamientos o doctrinas que en las escuelas de misterio tienen vigencia. Tal como lo que hace la iglesia católica cuando busca conciliar sus puntos de vista con las demás religiones, en la iglesia occidental este movimiento lo comenzó Juan Pablo II. En vez de seguir usando la vieja confiable de meter miedo a la población. Hoy se opta por conciliar.

Entonces ¿cuál es la diferencia? Básicamente es la forma de ejercer los principios universales. Veamos. Las Escuelas de Misterios no tienen dogmas, es decir, sentencias que deben ser tomadas como axiomáticas por que así lo dicta la autoridad. El cristianismo dice que Jesús murió en la cruz y que resucitó al tercer día. Esto es algo que cualquier cristiano o católico debe creer si es que se hace llamar como tal.

La masonería deista considera que para poder ingresas a sus filas se debe creer en un Ser Supremo ¿realmente hay forma de comprobar su existencia? O ¿su existencia se encuentra fuera de toda duda? Si no hubiera duda no habría ateos, ni masonería con tendencias ateas o agnósticas. Los gnósticos modernos o neognósticos creen, afortunadamente no todos, que Samael Aun Weor fue el avatar de la era de acuario, esta creencia, por experiencia propia, ha sido ampliamente defendida por algunos de sus seguidores, y si bien es cierto que nunca convivieron con él su acto de fe se podría considerar un axioma.

Así sucesivamente se pueden poner ejemplos que al final de cuentas serán resumidos en fe, en creer en la posibilidad aunque no se tenga certeza de ello. Como se podrá constatar tanto en la religión como en las Escuelas de Misterios la fe es un común denominador, y de hecho será la forma de continuar durante toda tu vida siendo miembro de alguna, ya sea en las organizaciones iniciáticas o bien en la religión. Tanto las Escuelas de Misterios como las religiones tienen postulados que son materialmente hablando, imposibles de demostrar. Por ello es que la fe toma una excelsa importancia. Ambas han sido vilmente utilizadas por sus dirigentes para saciar sus ambiciones. Siendo plenamente objetivo los mismos vicios de una se encuentran en la otra, así como también, por supuesto, se puede hablar de las virtudes. Si eres miembro de la masonería, de la cábala, de la metafísica, del gnosticismo, sufismo, budismo, etcétera, no deberás pretender tapar el sol con un dedo.

Todas estas organizaciones son maravillosas pero no hay ninguna duda que en algunas existen líderes que son menos que perros de paja. Las organizaciones iniciáticas en esencia tienen nobles funciones, sin embargo, no por ello quiere decir que el ser humano tenga la voluntad de operarlas.

En lo general la religión se transmite por herencia cultural. Por otro lado una escuela iniciática es seleccionada por la propia voluntad del ser humano. Esta es la primer gran diferencia. Para que esto último sea plenamente respetado, los padres pertenecientes, digamos a la metafísica, deberán enseñar a sus hijos a vivir con congruencia utilizando un lenguaje universal, más no metafísico, para no condicionar la tierna mente de sus vástagos, así mismo deberán enseñarles el inmenso bufete iniciático que tiene el ser humano a su alcance, siempre y cuando se esfuerce. De tal manera que, cuando el hijo o hija crezca, sea él/ella misma quien decida si continuará o no bajo el desenvolvimiento de la misma rama iniciática que sus padres.

De propia experiencia he visto como mamá o papá es un gran maestro en la organización donde se inició, sin embargo, al no saber identificar los talentos de sus propios hijos y al querer inculcarles lo que a ellos mismos les gusta, sin considerar ciertas leyes, inducen a sus pequeños a continuar con la tradición iniciática. El resultado, penosamente comprobado, es que el hijo o hija sigue dicha línea de desenvolvimiento por mero compromiso, para no defraudar a papá o mamá. No es de extrañar que los grandes movimientos iniciáticos hechos tanto por el hombre o  mujer, sus máximos exponentes no sean sus hijos biológicos, sino aquellos que se iniciaron dentro de su seno, gente externa a su sangre pero de vínculo espiritual. Ninguna posición o función dentro de una Escuela de Misterios es heredada a como se hereda la plaza profesional.

Las religiones reciben limosnas de sus integrantes. Los miembros de las Escuelas de Misterios para no sentir que imitan a sus homólogos, han otorgado a sus limosnas el nombre de saco de beneficencia, donaciones amorosas o bien contribuciones fraternales. Es de risa verdad, considerar que no es lo mismo limosna que las ya nombradas. Limosna = eleemosyne (griego) = PIEDAD O COMPASIÓN.

Las organizaciones iniciáticas incrementan, en la gran gran mayoría de las veces, su saco de beneficencia con el dinero solicitado cuando se inicia el candidato, o por medio de las contribuciones que sus miembros hagan de manera voluntaria. Así como en la religión católica existen los grados de obispo, arzobispo, patriarca, cardenal, etcétera, o bien. bautismo, confirmación, primera comunión y demás, cobrando por cada escalón alcanzado, así mismo existen grados dentro de las Escuelas de Misterios, que básicamente son aprendiz y maestro, o bien aprendiz, compañero y maestro, entre otros sublimes títulos más. Como lo es en el caso de la masonería.

Esta serie de grados varían mucho. Esta solicitud de dinero va desde lo más sincero y justo, por los gastos que implica otorgar los grados o la iniciación, hasta el más descarado abuso. En cierto lugar de la Ciudad de Puebla, un grupo de masones, cobraba $10,000.00 (DIEZ MIL PESOS M.N. 00/100) por otorgar su sublime iniciación. Resultado; problemas en su interir por enriquecimiento ilícito o bien, por no saber a donde fue a parar el capital o que hacer con él. Cuando uno es aprendiz de cualquier organización el estudio resulta infinito y, para acceder a grados más elevados es necesario pagar cuotas adicionales que permiten dar el siguiente paso. Esto por supuesto tras un exhaustivo examen, en el mejor de los casos, en el peor se otorgan los grados por amistad o bien porque ha ahorrado la cuota establecida.

Es necesario que las organizaciones iniciáticas hoy día aprendan a ser auto sustentables, a evitar estirar la mano para sacar, por medio del fruto del trabajo ajeno e individual, el capital necesario para su subsistencia. El tema de auto sustentabilidad social se encuentra muy retrasado, porque si bien es cierto que los miembros de las organizaciones iniciáticas son los líderes del mundo, no lo demuestran desde el momento que no son auto sustentables en sus propios templos. A todo esto surge un planteamiento; si se tuviera un hijo o hija y ésta te solicitara instrucción de tu conocimiento trascendental ¿le cobrarías? Algunos miembros de las escuelas iniciáticas dicen ser familia, pero actúan de forma ajena al concepto.

No estoy en contra de solicitar dinero para que una persona sea iniciada dentro de una organización, sin embargo, si de cobrarles por los grados que continúan al primero como una forma comercial de hacer las cosas. Todo radica en que el liderazgo de determinado lugar sepa explotar con fraternidad los talentos de sus miembros para lograr una sana auto sustentabilidad. Yogananda Paramahansa era un experto a este respecto. Su institución se encontraba bañada en Fraternidad, en sinceridad, en maestría.

Como miembro de una Escuela de Misterios he analizado por varios años el comportamiento de mis homólogos, lo cual me ha permitido desarrollar un criterio propio que no es del agrado de muchos, y sin embargo, nadie puede negar con el baño de la experiencia lo que estoy diciendo.             Las organizaciones institucionales cristianas preparar a sus pastores para ser unos excelentes motivadores, posiblemente no sepan nada de enseñanza sincera pero si de vender  algo que… no se que sea pero definitivamente no es de origen cristiano. Tal es el caso de Cash Luna o Wanda Rolon.

Cuando una persona con inclinaciones políticas o económicas se instruye en la enseñanza, usará a la fraternidad para dichos fines, y no es que esté fuera de dicho campo de acción, sino que la limita y utiliza para sus propios fines. El origen de la Iglesia la Luz de Mundo es un claro ejemplo de ello. Hoy día una mezcla entre verdaderos creyentes y abusivos líderes. Samuel Joaquín supo desarrollarla con nexos políticos, que a diferencia de Pitágoras, Samuel no era un iniciado en los rituales superiores de la fraternidad a la que pertenecía antes de fundar su iglesia. Él supo utilizar las carencias de la iglesia dominante y los fallos de sus dirigentes para darle a la gente un camino nuevo, que si bien desde su fundación en 1964 se ha ido corrompiendo, es hoy una gran bola de nieve imparable, tal como las atrocidades cometidas por Norberto Rivera o su jefe el ex papa Benedicto VI.

 

Esto no acaba aquí.

Excelentes reflexiones.

MANAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.