LA SUCESIÓN DISCIPULAR. La enseñanza personal e impersonal. 5/10

LA SUCESIÓN DISCIPULAR

La enseñanza personal e impersonal

5/10

La palabra persona viene del latín PERSONA y significa máscara. Esto está muy vinculado con los actores que para el uso de sus representaciones usaban máscaras de acuerdo al personaje. Así mismo el individuo usa diversas máscaras o diversos comportamientos y actitudes cuando está con su familia, en el trabajo, en sus amigos, consigo mismo, etcétera. La personalidad no se debe arraigar, se debe conocer, saber porque tal o cual comportamiento es usado en la sociedad, es un aspecto psicológico que pocos se atreven a hacer frente. La personalidad es sumamente necesaria tanto para la sobrevivencia como para la vivencia diaria en este mundo material. Todo individuo tiene una máscara que mostrar. Lo complicado no es eso sino cuando esa misma máscara se la muestras a ti mismo.

Es necesario adoptar cierta personalidad al momento de impartir la enseñanza, de hecho funciona de manera automática. La personalidad varía de acuerdo al contexto. No es lo mismo la andragogía que la pedagogía, en cada situación se usan personalidades diferentes. El maestro Jesús tenía su propia personalidad, y ni incluso sus mismos discípulos podían identificarlo cuando la cambiaba. Kishna cuando le muestra a Arjuna su verdadera esencia se queda completamente petrificado, es tal el terror que siente que Arjuna le pide vuelva a su personalidad terrestre. Hay muchas cosas encerradas aquí que deben ser aclaradas con tu maestro.

La enseñanza personal ocurre cuando tienes a alguien con quien te identificas en su forma, y te instruye de manera que puedas interactuar de forma material. Por otro lado la enseñanza impersonal no tiene implícito un sujeto ni puede este ser descrito. De forma metafórica se ha tratado de explicar a esta modalidad de enseñanza como la Voz del Silencio.

Existe una tercera forma de enseñanza que mezcla la personalidad con la impersonalidad. Esta tercera forma de enseñanza al igual que la impersonalidad trasciende el tiempo y el espacio. Yo la llamo “Enseñanza de Marca”.

La Enseñanza de Marca la tuvieron Saulo de Tarso cuando tuvo su visión sobre Jesús y su posterior conversión, Anguilamala e incluso se puede inferir que el maestro de Lahiri Mahayasa, Mahavatar Babaji, también instruyó a su discípulo con este tipo de enseñanza. Antes de mofarse o considerar absurda este tipo de instrucción, será necesario que investigues a aquellos científicos, que dieron con resoluciones propias de su profesión con ayuda metafísica. No se dirá más al respecto.

Estos tres tipos de enseñanza pueden llevar al fanatismo, principalmente la impersonalidad y la Enseñanza de Marca. Por un lado se puede considerar que la enseñanza personal es absoluta, y que el maestro o maestra es perfecta, siguiéndolo a él o ella en vez de la enseñanza misma. El asunto de la impersonalidad y más aún de la Enseñanza de Marca es muy delicado, y no se comenta si es que la estás experimentando más que con tu maestro, o como dijera el Chavo; “a quien más confianza le tengas”.  Para la psiquiatría puede ser un asunto de esquizofrenia o de algún desbalance psíquico. Para otros serás tildado de loco y no vale la pena compartir situaciones que no serán tomadas con seriedad.

 

Ten cuidado con los asuntos metafísicos, no caigas en absurdos ni en fanatismo, ya que la línea es delgada en los asuntos del Camino.

¿Qué piensas al respecto?

 

contacto@granorienteorigen7.com

 

MANAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.